La temporada de los beneficios está por venir

Más de la mitad de los constituyentes de S&P 500 reportaron sus resultados del cuarto trimestre del 2019. Muchos habían conseguido resultados por encima del nivel medio [como Alphabet (GOOG), Amazon (AMZN) y Netflix (NFLX)]. Prácticamente 7 de cada 10 compañías reportaron ganancias por acción por encima de sus estimaciones. No obstante, el rendimiento general no era tan brillante, ya que el porcentaje de las compañías con ganancias por acción está por debajo del promedio quinquenal.
Los valores a menudo se mueven más rápido de lo habitual antes de la comunicación de los resultados trimestrales y justo después de haber sido anunciados. Mientras unos comerciantes se abstienen de acciones, muchos otros intentan sacar provecho del aumento de la volatilidad.

Esto suele ocurrir en enero, en abril, en julio y en octubre. La temporada de las ganancias proporciona una de las pocas oportunidades durante el año para que los inversores puedan echar un vistazo adentro y evaluar los resultados intermedios de las compañías. Se trata de revelar información clave como ventas, ingresos netos y ganancia por acción. Las buenas noticias procedentes de una empresa llevan a menudo a mayor apertura de la bolsa de fondos, mientras que las malas noticias pueden abaratar el valor de las acciones.

Cuatro modos de aumentar el volumen de su comercio con la ayuda de los reportes financieros
Las ganancias del comercio generalmente se consideran arriesgadas, ya que no solo hay que pronosticar los números, sino también el nivel de las expectativas.

Las expectativas exageradas pueden pisotear los informes de la calidad mientras que las expectativas bajas pueden llevar al disparo de sus acciones.

Habitualmente se anuncian fuera del horario bursátil para evitar la suspensión del día de negociaciones. Los reportes se publican antes de la apertura de los mercados o después de poner fin al comercio. Como la elección es entre miles de compañías, es fundamental que los inversores reduzcan su enfoque hasta unas compañías clave y que se concentren en ellas. Piensen en grande, pero evitando complicaciones.

I. Hagan su tarea y analicen los pronósticos
El trabajo de los analistas del mercado es leer los reportes de las compañías y reunirse con sus gerentes. Esto les ayuda llegar a un consenso si las ganancias van a incrementar o van a reducirse. El foco del mercado global no es obligatoriamente sobre el mismo anuncio, sino sobre cómo se ordenan los números según las expectativas de los analistas. Ya que éstos se pueden revisar a lo largo del tiempo anterior a la fecha del anuncio real, es esencial que los inversores tengan también una información actual. Esto significa revisar el estado general del mercado y los datos históricos de la compañía de la relación entre las ganancias pronosticadas y las reales.

II. Sea cual sea la estrategia comercial, síganla
Tanto si son ustedes “day traders”, “swing traders” o “scalp traders” siempre deben tener una estrategia clara y seguirla. Esta mentalidad, basada en reglas, puede ayudar a los inversores a evitar las influencias emocionales que pueden obstaculizar el comercio. Las sorpresas de beneficio pueden influir sobre los precios de las acciones en cada dirección: exactamente por eso la gestión del riesgo desempeña un papel fundamental durante la temporada de las ganancias. Herramientas como “stop loss” y “limit orders” pueden limitar movimientos extremos.

III. Observen el mercado
Si se espera un incremento considerable de los precios, los inversores se pueden beneficiar comprando opciones de compra o de productos que ofrecen productos apalancados, como por ejemplo son los ETPs de Leverage Shares. De esta forma los inversores ya han aumentado su exposición sin tener que desembolsar sumas mayores para la compra de cantidades adicionales de los valores subyacentes. Por eso es fundamental que los comerciantes inviertan tiempo para hacer sus estudios y observar el mercado. Mientras la temporada de las ganancias se ve desde la perspectiva de su significado de valor individual, la temporada en su conjunto puede subrayar las tendencias macroeconómicas.

IV. Analicen los resultados
Después de su sesión comercial, independientemente del resultado, es imperativo que los inversores revisen de nuevo sus resultados. ¿Cuál era el plan a la entrada en el comercio? ¿Cuál fue el resultado? ¿Qué se tiene que mejorar? Es evidente que los resultados no siempre están solo en blanco y negro. La relación entre los resultados de la ganancia y la reacción de precio a posteriori no siempre es sencilla. Las ganancias no siempre se transforman en aumento de los precios, al igual que las ganancias omitidas no siempre llevan a una bajada de los precios (es obvio en la gráfica siguiente).
Resumen
Teniendo en cuenta todo eso, habitualmente es importante saber la diferencia entre comercio e inversión. Aunque el comercio con sus ganancias puede ser lucroso, no carece de riesgos adicionales. La presentación sólida durante un trimestre puede ser indicativa para futuros beneficios. Eso también puede ser el último paso para una empresa que se encuentra en dificultades antes de perder fuerza. Finalmente, el inversor tiene que decidir si merece la pena asumir el riesgo necesario para conseguir el avance deseado.